Albahaca Ecotienda

Otra forma de consumir


café arábica100% descafeinado.250g.TIERRAMADRE

café arábica100% descafeinado.250g.TIERRAMADRE

4,95 €

Producto Disponible - (Imp. Incluidos)

MarcaTierra Madre
Peso0,25 Kg



Formato: Café molido descafeinado 250g

Ingredientes: café molido de tueste natural descafeinado* (100%).

Origen: Jinotega (Nicaragua) y Ankole (Uganda)
Variedad: Mezcla de café arábica y café Robusta
Café de altura cultivado entre 1000 y 1600m de altitud. Café cultivado en sombra.

La venta del café de comercio justo permite a las cooperativas realizar proyectos de desarrollo comunitarios como instalaciones educativas, sanitarias o de mejora de los accesos con puentes o carreteras y caminos. Además, los cafés Tierra Madre Mujer tienen un componente de género, ya que son cafés producidos por mujeres y comercializados por cooperativas formadas por mujeres que toman la tierra en propiedad (el 85% de la tierra cultivable está en manos de los hombres).

Los cafés Tierra Madre Mujer son producidos por mujeres socias de cooperativas en Nicaragua y Uganda. Gracias a este proyecto las mujeres reciben apoyo para convertirse en las propietarias legales de las tierras que tradicionalmente están a nombre de los hombres.

Proceso de descafeinización:

La descafeinización no se realiza con un compuesto orgánico, sino que se trata de una descafeinización mediante CO2:

Se inicia con la extracción de los granos de café verde previamente rociados con dióxido de carbono a una alta presión.

Se hace circular dióxido de carbono entre los granos, dentro de tambores que funcionan a una presión de 250 a 300 atmósferas. A estas presiones, el CO2 adquiere propiedades únicas que le confieren una viscosidad similar a la de un líquido y la capacidad de difusión de un gas, lo que le permite penetrar en los granos y disolver la cafeína. El CO2 rico en cafeína se canaliza a través de un filtro de carbón vegetal que la absorbe, permitiendo que éste vuelva al circuito y a los tambores. Los granos ya descafeinados se secan con aire caliente mediante procedimientos convencionales.

La gran ventaja es que las sustancias empleadas no son inflamables, no producen residuos, son inertes y no dañan la capa de ozono.